Fundación Max Mazin

La Fundación Max Mazin tiene como fin el estudio y la memoria de la trayectoria vital, profesional e institucional de Max Mazin Brodovka, así como la promoción de sus valores.

La Fundación promociona actividades culturales, económicas, científicas, educativas y sociales, y presta especial atención a las relacionadas con la cultura judía, así como a la estimulación y consolidación de las relaciones entre España, Israel y las comunidades judías del resto del mundo, a través de programas de formación, cursos, seminarios, conferencias, exposiciones, etc.
La Fundación tiene especial interés en dedicar sus esfuerzos a proyectos en el ámbito de la educación, con programas de tipo académico-científico y cultural incluídas becas y ayudas. La promoción de nuevos programas educativos e iniciativas en estas áreas es otra prioridad.

La Fundación, así mismo, pone el acento en apoyar iniciativas encaminadas a luchar contra el antisemitismo, el racismo, la xenofobia y otras formas de intolerancia, además de promover, apoyar y difundir el estudio, investigación y enseñanza del Holocausto.

La Fundación Max Mazin es estrictamente familiar. Su patronato está compuesto por sus cuatro hijos, Dafna, Daniel, Ariel y Miguel Mazin Mor y presidida por su viuda, Atara Mor Zilberstein.